Blog

Lucas 23:46 – Y clamando Jesús a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y dicho esto, expiró.

La religión cristiana y la entrega de Jesús en la cruz

La religión cristiana es una de las principales religiones del mundo, con millones de seguidores en todo el planeta. Su base fundamental es la creencia en Jesucristo como el Hijo de Dios y en su sacrificio en la cruz para la redención de los pecados de la humanidad. En el libro de Lucas, capítulo 23, versículo 46, se relata el momento en que Jesús entrega su espíritu a Dios Padre antes de expirar en la cruz.

En este pasaje, Jesús clama a gran voz, mostrando su total confianza en Dios y su entrega total a su voluntad. Esta acción de Jesús se refuerza con otras enseñanzas de la Biblia, como en el Salmo 31:5 que dice: «En tus manos encomiendo mi espíritu; tú me redimiste, Jehová, Dios de verdad.» Esta cita muestra la comunión y la confianza absoluta de Jesús en Dios, incluso en el momento más difícil de su vida terrenal.

La importancia de la entrega de Jesús en la cruz

La entrega de Jesús en la cruz es el centro de la fe cristiana, ya que es a través de su sacrificio que los creyentes pueden obtener la salvación y el perdón de sus pecados. En el Evangelio de Juan, capítulo 3, versículo 16, se dice: «Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree no se pierda, sino que tenga vida eterna.» Este versículo muestra la magnitud del sacrificio de Jesús y su importancia para la humanidad.

El significado de encomendar el espíritu a Dios

En el momento de su muerte en la cruz, Jesús encomienda su espíritu a Dios Padre, mostrando su total sumisión a la voluntad divina. Esta acción es un ejemplo de confianza y entrega total a Dios, incluso en medio del sufrimiento y la agonía. En el Salmo 31:15 se afirma: «En tu mano están mis tiempos; líbrame de la mano de mis enemigos y de mis perseguidores.» Esta cita muestra la confianza del salmista en la protección de Dios, similar a la que tuvo Jesús al encomendar su espíritu a Dios Padre.

La lección de confianza y entrega de Jesús

La entrega de Jesús en la cruz es un poderoso ejemplo de confianza y sumisión a la voluntad divina. En el libro de Filipenses, capítulo 2, versículo 8, se dice: «Y hallándose en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.» Esta cita muestra la actitud humilde y obediente de Jesús, que se entregó por completo a la voluntad de Dios, incluso hasta la muerte en la cruz.

En la vida cristiana, la entrega de Jesús en la cruz es un recordatorio de la importancia de confiar en Dios en todo momento y encomendar nuestras vidas a su cuidado. Como dice el Salmo 55:22: «Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo.» Esta promesa nos anima a confiar en Dios en medio de las dificultades y a seguir el ejemplo de Jesús en su entrega total a la voluntad divina.

Conclusion

La entrega de Jesús en la cruz es un poderoso ejemplo de confianza y sumisión a la voluntad de Dios. Encomendando su espíritu a Dios Padre, Jesús demostró su total confianza en su plan de redención para la humanidad. Esta acción nos enseña la importancia de confiar en Dios en todo momento y encomendar nuestras vidas a su cuidado. Que este ejemplo de Jesús nos inspire a seguir su camino de humildad, obediencia y confianza en Dios. Que podamos decir como Jesús: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu.» Amén.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar